Slow Life Para Hogares Felices » Guia De Bebés
Mamas y Papas

Slow life para hogares felices

    slow life definicion y practica

    En Guia de Bebés nos declaramos 100% slow life. Porque en definitiva, creemos que la vida se vive mejor disfrutando de cada momento y siendo conscientes de las cosas buenas que nos rodean. Cosas que muchas veces las prisas no nos dejan ver.

    Definición de slow life

    El slow life no puede definirse en una palabra. Aunque su traducción al castellano es vida despacio, o vivir despacio, esta definición significa mucho más. Lleva consigo una forma de vida y una actitud hacia la que nos comprometemos para poder disfrutar de una vida tranquila, sin prisas, haciendo nuestros quehaceres de forma consciente y feliz.

    La filosofía slow life consigue transformar nuestra vida haciendo el día a día más relajado, intentando controlar nuestro estrés y en definitiva dejándonos disfrutar de esos momentos pequeñitos que con las prisas nos pasarían desapercibidos.

    La práctica de slow life también puede ayudarte a disfrutar más de tu familia.

    Te damos algunos consejos que esperemos que te ayuden a ser un ¡poquito más feliz!

    Consejos para conseguir una vida slow life

    1. Organízate bien y enséñales a tus peques a organizarse. La mejor manera de no vivir estresado es tener una buena organización y saber cuándo toca hacer una cosa y cuando toca hacer otra (la hora de jugar, la hora de comer, la hora de lavarse los dientes, la hora de dormir, etc). Y cada ratito aprovecharlo al máximo sabiendo que ya has hecho lo que tenías que hacer para llegar a él.
    2. Relativiza y piensa en positivo. A veces los peques nos sacan de quicio. Es normal, porque son niños y no siempre tenemos el mismo lenguaje. Ellos tienen sus tiempos, sus necesidades, y no siempre coinciden con las nuestras. Cuando te veas en una de esas situaciones de “quiero salir corriendo”, en vez de gritar o dejarte llevar por la desesperación: relativiza. Piensa en positivo y mira la situación en su conjunto. Al fin y al cabo, son niños y algún día crecerán. Y ese día echaras de menos las épocas en las que eran niños.
    3. Cuando estés con tus peques, préstales toda tu atención: fuera móviles, fuera televisiones “porque sí” (si habéis planeado ver una peli juntos, perfecto, pero evita tener la televisión puesta como ruido de fondo). Cuando nos referimos a “estar con ellos” no queremos decir una presencia fisica, sino tratar de aprovechar al máximo el tiempo que estamos con ellos, disfrutar de que son pequeños, jugar, cantar canciones mientras caminamos por la calle, etc.
    4. Disfrutar juntos del placer de dedicaros tiempo; tiempo para pensar, para soñar, para reir…tiempo para charlar y conoceros cada día más. Es muy importante compartir nuestro día a día, nuestros sueños, nuestros malos momentos y los buenos con nuestros hijos. Y sobre todo, reírnos, ¡reírnos muchísimo!
    5. No les grites, explícales y ayúdales a vencer sus miedos. Los niños a veces son muy cargantes. Pero son eso, niños…y no podemos pretender que actúen como adultos. A veces nos sacarán de quicio, pero si tenéis una actitud slow ante la vida, os aseguramos que estaréis más tranquilos y en vez de gritarles, explicarles porqué no deben de hacer una cosa. La mejor manera de desbloquear rabietas es enseñarles a que se rían de sí mismos viendo lo ridículo de la situación!
    6. Descubrir, experimentar juntos. Hacer planes en familia al aire libre. El contacto con la naturaleza es fundamental. Además, crecerán siendo más respetuosos con su entorno, a cuidarlo y a sentirse parte de él. Enséñales a amar la naturaleza, o simplemente la belleza de las cosas. En los paseos disfruta de la arquitectura, los tesoros de tu ciudad y transmítele las cosas increíbles que tenemos a nuestro alrededor. Por pequeñas que sean, seguro que acabará viendo cada pequeño objeto como un gran tesoro.

    Esperamos que estos consejos os sirvan y disfrutéis de un slow life tanto como nosotros. Vuestro hogar feliz os lo agradecerá y juntos formaremos un mundo mucho mejor.

    No Comments Found

    Leave a Reply

    Copyright © 2019 - Guia de Bebés