Qué Beber Durante El Embarazo: Todas Las Bebidas Permitidas Y Prohibidas » Guia De Bebés
Embarazo

Qué beber durante el embarazo: todas las bebidas permitidas y prohibidas

    Qué beber durante el embarazo: todas las bebidas permitidas y prohibidas

    Si la hidratación es siempre importante, de ahí el clásico consejo de beber siempre unos dos litros de agua al día, durante el embarazo se vuelve imprescindible. Pero, ¿todas las embarazadas tenemos claro qué beber durante el embarazo?

    ¿Agua? Si en abundancia

    “En el embarazo, el agua se usa tanto para ayuda a la vascularización de la placenta, como para apoyar un mayor volumen de sangre, que acompaña este período y ayuda al crecimiento del niño. Además, sirve para construir un reserva que será de utilidad en el posparto inmediato, considerando que se pierde mucho líquido durante el parto. Nos cuenta Paola Pileri, especialista en patología del embarazo y la lactancia, ginecóloga . Añade, además que sería necesario, beber unos 2,5 litros al día: unos vasos más de lo normal.

    Claro entonces aumenta las ganas de orinar, pero esto también es bueno: “Orinar mucho, además de la orina muy diluida, ayuda a mantener limpio el tracto urinario, lo que disminuye el riesgo de infecciones” especifica . Y nuevamente, un buen nivel de hidratación ayuda a prevenir el riesgo de enfermedades leves como estreñimiento y hemorroides.

    Pero, ¿qué agua beber? Salvo que existan patologías específicas, no existen indicaciones estrictas: el agua del grifo está bien pero seria mejor evitar el uso de jarras filtrantes, que eliminan minerales útiles como el calcio y el magnesio.

    De hecho, en algunos casos, incluso puede valer la pena usar aguas minerales, naturalmente ricas en minerales particulares que pueden ayudar a aliviar algunas molestias menores del embarazo: “Por ejemplo, explica , las aguas ricas en magnesio son adecuadas para frío mientras que los ricos en bicarbonato de calcio son para la acidez de estómago. ”

    ¿Y si prefieres agua con gas? No hay problema, está bien.

    No al vino, cerveza y bebidas alcohólicas

    La gran mayoría de fuentes oficiales coinciden: durante el embarazo e incluso antes de la concepción, nada de bebidas alcohólicas ni licores. Por ejemplo, la Asociacion Española de Pediatría y el Ministerio de Sanidad  informan que El alcohol produce daños graves e irreversibles al feto. El único consumo seguro de alcohol durante el embarazo es el CONSUMO CERO, al igual que en los Estados Unidos, en los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

    Somos muy conscientes de que beber grandes cantidades de alcohol puede provocar anomalías graves en el desarrollo fetal, dando lugar a la llamada síndrome de alcoholismo fetal y sabemos que cualquier cantidad de alcohol que se introduzca en el cuerpo de la madre atraviesa la placenta y llega al feto.

    Por otro lado, aún no está claro cuál es, si es que hay alguna, la cantidad mínima de alcohol potencialmente capaz de causar daño. O, en otras palabras, la cantidad máxima que se puede beber sin afectar al bebé. Por lo tanto lo recomendable es no beber alcohol durante el embarazo

    Algunos estudios sugieren que incluso pequeñas cantidades pueden tener consecuencias, posiblemente menores, en el desarrollo cognitivo de los niños. Otros estudios, sin embargo, lo niegan. Y todo se complica por el hecho de que también puede haber otros factores en juego, como capacidad intrínseca de las mujeres para metabolizar el alcohol introducido, entonces puede ser que una sola copa de vino tenga diferentes efectos en diferentes mujeres (y sus hijos).

    En conclusión, en caso de duda, las autoridades dicen que es mejor abstenerse por completo, incluso cuando empiezas a pensar que quieres un hijo.

    Por esta razón, Pileri también cerveza sin alcohol: “Aunque se llame no alcohólico, suele haber siempre una cantidad mínima de alcohol, por lo que es mejor evitarlo”.

    Café y té con moderación

    Otra vez un motivo de precaución. Existen muchos estudios sobre los efectos del consumo de cafeína en el embarazo (e incluso antes) y aunque no todos se consideran muy sólidos, los resultados parecen indicar que, en determinadas dosis, la cafeína conduce a un aumento de riesgo de aborto espontáneo, pero también restricciones en el crecimiento fetal, que probablemente depende de los efectos sobre la actividad vascular de la placenta.

    Por lo tanto, el consejo de las autoridades médicas y científicas es que no exceda los 200 mg de cafeína por día, que aproximadamente Corresponde a 2/3 tazas de espresso, 2/3 tazas de té negro o 3/4 tazas de té verde.

    Obviamente, estamos hablando de embarazo fisiológico: ante la presencia de complicaciones o factores de riesgo específicos, siempre es mejor consultar a su médico.

    ¿Qué pasa con los refrescos con cafeína, como Coca-Cola o algo así? De hecho, el contenido de esta sustancia es mínimo, pero estas bebidas se evitan en su mayoría por otras razones.

    Bebidas azucaradas y carbonatadas con gran moderación

    Para algunas madres, son un remedio casero para las náuseas, mientras que otras están acostumbradas a tomarlas desde antes del embarazo, pero debes tener cuidado porque contienen mucha azucar: a puede contener alrededor de 35-40 gramos, y recuerde que según las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, lo ideal es que un adulto consuma un máximo de 25 gramos de azúcares añadidos al día.

    Lo mismo ocurre con los zumos de frutas que contienen azúcares agregados.: ok, solo para consumo ocasional, de vez en cuando.

    Jugos 100% de frutas y zumos con moderación

    Los zumos naturales recién exprimidos de frutas sin endulzar son una opción mucho mejor que otras bebidas azucaradas, pero incluso en este caso es bueno no exagerar: el punto es que los zumos azucarados no son equivalentes a una fruta, porque de hecho contienen un concentrado de azúcar, por natural que sea, y no contienen fibra.

    Varios tés de hierbas, depende

    Bálsamo de limón, manzanilla, menta, malva, hinojo, jengibre, tes de rooibos: incluso en las estanterías de los supermercados es muy común encontrar diversos tipos de infusiones. Pero, ¿se pueden consumir de forma segura durante el embarazo?

    “Si hablamos de embarazo fisiológico y consumo moderado (una o dos tazas al día) la respuesta es sí: para estos productos comunes, no hay problemas. De hecho, los que tienen jengibre pueden ayudar a aliviar las náuseas leves “, dice Alfredo Vannacci, investigador de farmacología de la Universidad de Florencia y especialista en fitoterapia y fitovigilancia.

    Lo que aconseja un cuidado especial para los productos que contienen sustancias como canela y regaliz, que puede estar presente en los tés digestivos: “Es cierto que las cantidades son mínimas, pero en algunas circunstancias pueden afectar equilibrio hormonal y presión sanguínea, entonces es mejor tomarlos con moderación. Una taza de vez en cuando ciertamente no es un problema, pero es mejor evitar el uso regular “, continúa Vannacci.

    Por último, sin tés de hierbas laxantes o plantas con aceites esenciales, como anís, sasafrás, salvia, a menos que los tome después de consultar a su médico. Por otro lado, los tés de hierbas suelen ser curativos y se toman como parte de la fitoterapia.

    Otras fuentes de este artículo: ¿Cuánta agua debo beber durante el embarazo?, artículo sobre BabyCenter.com; Pautas para una nutrición sana y adecuada.

    Preguntas y respuestas ¿qué beber durante el embarazo?

    ¿Se puede beber café y té durante el embarazo?

    El consejo de las autoridades médicas y científicas es no exceder los 200 mg de cafeína por día, lo que corresponde a aproximadamente 2/3 tazas de espresso. Evidentemente, estamos hablando de embarazo fisiológico.

    ¿Puedo beber vino, cerveza y licores durante el embarazo?

    No. Durante el embarazo e incluso antes de la concepción, nada de alcohol ni bebidas alcohólicas.

     

    Vitamina B6: un posible aliado contra las náuseas en el embarazo

    Ecografía morfológica

    No Comments Found

    Leave a Reply

    Copyright © 2021 - Guia de Bebés