¿Qué es la ingurgitación mamaria en la lactancia? » Guía de Bebés
Alimentación Bebés

¿Qué es la ingurgitación o congestión mamaria?

    Ingurgitación mamaria

    Cuando comienza a bajar, 2-4 días después del parto, puede empezar a sentir la congestión mamaria, es decir, los pechos, duros y firmes. Sin embargo, esto no es algo que sea igual  para todas las recién paridas, ya que muchas pasan por el proceso de “descenso de la leche” de forma asintomática.

    Por otra parte, es importante quedarse con la noción de que la ingurgitación mamaria no ocurre en exclusiva a las mujeres que amamantan, ya sea en la fase inicial o en una fase más avanzada, puede también surgir por algún desorden patológico.

    Congestión mamaria: ¿cuándo sucede?


    ingurgitamento mamario colostro

    Esto sucede cuando el proceso se está produciendo la transición entre la primera leche materna o calostro, y la leche de continuación. En este período se observa un aumento de la producción de leche, verificándose mayores cantidades de leche a cada mamada.

    El ingurgitación mamaria no es provocada sólo por la mayor producción de leche, sino también por el aumento del flujo de sangre y el fluido linfático extra-tejido mamario.

    Congestión mamaria: posibles causas


    ingurgitamento mamario bebe a mamar muito

    Las posibles causas para sentir los senos llenos y duros cuando ocurre una congestión mamaria:

    • Ingestión en cantidad o en frecuencia insuficiente de leche materna por parte del bebé, siendo la frecuencia ideal por lo menos 8 veces al día, y el ideal entre 8 a 12 veces al día;
    • Uso de un sujetador inadecuado al tamaño del pecho o que apriete demasiado;
    • Uso de ropa apretada;
    • Utilización de complementos alimenticios, como Silimarina, que aumenta la producción de leche;
    • Disminución drástica de la leche disponible para el bebé.

    Congestión mamaria: sintomatología


    ingurgitamento mamario tensao mamaria

    Cuando ocurre la congestión de las mamas, podrás observar uno o más síntomas de los siguientes:

    • Se puede verificar la ingurgitación en un seno o bilateralmente en ambos senos;
    • Puede sentir dolor, una especie de látigo, que puede irradiar hasta las axilas;
    • Edema mamario moderado a acentuado, que puede ser bastante doloroso, pues los senos maternos producen más leche que lo que ellos pueden aguantar, presentando una durabilidad entre 24 a 48 horas;
    • Puede sentir tumefacción en el seno, parecida a los huesos;
    • Senos calientes, ruborizados (rojos) e incluso brillantes;
    • Los pezones pueden ser duros y planos;
    • Puede sentir la temperatura corporal en una de las axilas o bilateralmente, pudiendo ser superior a 38 ºC;
    • Extravasación de leche por los pezones.

    Ingurgitación mamaria: consecuencias


    ingurgitamento mamario retirar leite com bomba

    Este molesto problema puede traer consecuencias dolorosas para la recién mamá, en particular:

    • Durante este período la lactancia puede ser más difícil, debido a que los senos están demasiado llenos y duros, dificultando el agarre al bebé;
    • Dolores en los pezones debido a una mala manada durante la lactancia;
    • Genera sensaciones negativas en la madre, que puede llevar a la madre a comenzar a rechazar la lactancia, a causa del dolor que esta causa;
    • Si tiene dificultad para drenar la cantidad de leche en exceso producida por los senos maternos, puede llevar a una obstrucción de los conductos mamarios, causando una mastitis, que es una situación que requiere atención médica urgente;
    • Reducción drástica de la producción de leche debido a la aparición de una mastitis.

    Tratamiento de la ingurgitación mamaria


    ingurgitación mamario en la lactancia

    Es importante detectar y tratar la ingurgitación mamaria rápidamente para que no afecte la producción de leche y la situación no se vuelva aún más dolorosa para la mujer.

    El mejor tratamiento es dar de mamar a su bebé varias veces al día, y posteriormente, vaciar manualmente o con bomba de extracción de leche materna el excedente, para vaciar los senos y aliviar la presión mamaria. Además, puede:

    • Utilizar el famoso contacto piel con piel, es decir, poner el máximo de tiempo a su bebé junto a su piel, esto favorece la lactancia, ya que siente el aroma de la leche materna y fácilmente busca y alcanza el pezón;
    • Amamantar en diferentes posiciones, de forma a vaciar los varios cuadrantes del seno materno;
    • Asegúrese de que el bebé está vaciando completamente la mama después de cada toma;
    • Masajear suavemente el seno materno, para deshacer los huesos y facilitar la salida de la leche;
    • Si el bebé no hace una buena manta, es necesario que lo alimente a través de la leche que extrae con la bomba;
    • Antes de dar de mamar aplicar compresas calientes sobre los senos maternos y después de la lactancia colocar compresas frías o almohadilla de gel, lo que aliviará el edema y el dolor;
    • Utilizar un sujetador adecuado al tamaño de su pecho, con buen soporte y sin aros;

    Si no te sientes segura, o si no observa mejoras, puedes buscar el asesoramiento de una CAM – Consejera de lactancia materna en cualquier Centro de Salud de tu municipio o barrio.

    No Comments Found

    Leave a Reply

    Copyright © 2016 - Guia de Bebés