La edad del por qué en niños, 5 consejos » Guía de Bebés
Niños

La edad del por qué en niños, 5 consejos prácticos

    La edad del por qué en niños

    La edad del por qué es una característica de fase de la niñez, en la que los niños muestran una fuerte curiosidad y hacen constantes preguntas a los adultos. Los adultos no siempre tienen respuesta inmediata a todas las preguntas y pueden sentirse cansados ​​debido al extenuante interrogatorio, pero siempre vale la pena responder.

    Dejamos 5 consejos prácticos que ayudarán a lidiar con éxito con la edad de los porqués.

    La edad del por qué en niños


    edad para leer un libro

    La edad de los por quéses una fase común del desarrollo infantil que surge, comúnmente, alrededor de los 3 o 4 años de edad, pudiendo surgir más tarde en algunos niños.

    Esta fase se caracteriza por el hecho de que los niños plantean interminables cuestiones a los padres, fruto de observar y experimentar una gran variedad de estímulos acerca de los cuales aún no tienen total comprensión. Por eso mismo, en la edad de los porqués, los más pequeños buscan ávidamente respuestas e informaciones sobre los más variados temas.

    De forma habitual, esta fase comienza con cuestiones del tipo “qué es esto?”  en la que el niño busca descubrir el nombre de todo lo que ve.

    Sin embargo, a medida que el tiempo avanza y el niño comienza a comprender que existe una relación de causa y efecto entre diferentes cosas, las cuestiones pasan a ser del tipo “por qué?”.

    Esta enorme curiosidad permitirá que el niño conozca más y mejor el mundo que la rodea, contribuyendo a su desarrollo.

    Por lo tanto, la edad de los porqués es extremadamente beneficiosa y es natural que las preguntas disminuyan a medida que la comprensión del niño aumenta.

    5 beneficios de la fase del por qué


    niños que juegan en el jardín en la edad del por qué

    Esta fase puede arrancar a los padres audibles carcajadas, pero también puede ser bastante extenuante, ya que los niños plantean preguntas que exigen la total atención de los adultos. Sin embargo, a pesar del cansancio, esta es una fase importante del desarrollo infantil porque:

    1. Estimula la voluntad de aprender y descubrir cosas nuevas
    2. Contribuye a una mayor comprensión de sí misma, sobre los demás y sobre el mundo en general;
    3. Permite que el niño no tenga miedo de expresar libremente sus dudas;
    4. Contribuye a la mejora de la capacidad de resolución de problemas;
    5. Al ver sus preguntas ser respondidas, los niños se sienten valorados, motivados, seguros y confiados.

    ¿Cómo manejar la edad del por qué? 5 consejos prácticos!


    que contar a tu hijo en la edad de los por ques

    La mejor forma de lidiar con las preguntas constantes en esta edad del por qué, pasa por comprender la razón de tantos porqués, pero hay también algunos consejos prácticos que pueden ayudar:

    1. Mantén la calma y se paciente. Es importante que mantenga la serenidad e intente responder a las importantes cuestiones planteadas por su hijo, contribuyendo a un mayor sentimiento de autoconfianza;
    2. Ponte en su hijo y tratar de dar respuestas apropiadas a su edad y nivel de desarrollo;
    3. Respeta el ritmo de su hijo y le permitirá poner todas sus dudas antes de dar una respuesta;
    4. Si no sabes la respuesta a alguna pregunta, admítelo. No dar respuestas fantasiosas. Ve a buscar y posteriormente dale la respuesta a tu hijo;
    5. También podéis buscar juntos y de forma divertida las respuestas a las preguntas de su hijo.

    ⭐ Como conclusión …


    La edad del  por qué es una fase perfectamente común del desarrollo infantil, que se caracteriza por una enorme curiosidad y sed de conocimiento por parte de los más pequeños, que ponen a los padres preguntas y más preguntas.

    Es importante que los padres, por cansados ​​que estén, no ignoren las cuestiones planteadas. Más aún, cuando alcanzan un punto de saturación, los padres pueden optar por decir a los hijos que van a responder a todas sus preguntas en un momento más tranquilo del día, siempre y cuando cumplan la promesa.

    Es importante que el niño se sienta valorado y que sienta confianza en las respuestas que se le dan. Al dar respuestas asertivas y ponderadas, los padres están contribuyendo al proceso de aprendizaje y explotación del mundo de los hijos.

    En resumen, los padres deben evitar dar respuestas demasiado largas y elaboradas, respetar el tiempo y el ritmo del niño, no anticipando las respuestas, así como no dar respuestas incorrectas y fantasiosas, ya que esto puede llevar a la ruptura de la confianza por parte del niño .

    No Comments Found

    Leave a Reply

    Copyright © 2016 - Guia de Bebés